Agua y seguridad alimentaria

Alrededor de 4000 litros de agua por persona al día son necesarios para producir nuestros alimentos. Por lo tanto, no es sorprendente que el crecimiento demográfico, la creciente prosperidad en muchos partes del mundo y el cambio climático se traduzca en un mundo cada vez más escaso de agua.

El desafío

Como la cantidad de alimentos necesarios para alimentar al mundo aumenta, la presión sobre los recursos de agua que ya son actualmente escasos, se hace más fuerte. Hasta las regiones que hoy en día parecen tener suficiente agua pueden encontrarse en el futuro con escasez de agua para la agricultura. Los factores principales detrás de este proceso son la expansión de tierras cultivadas y de regadío, la creciente demanda de agua de otros sectores y el cambio climático. El reto para FutureWater es, ayudar a encontrar soluciones prácticas a los problemas actuales y futuros para optimizar los recursos de agua y gestionarlos de una manera lo más sostenible posible

El enfoque

FutureWater investiga cómo nuestros escasos recursos de agua se puede utilizar de la manera más eficiente y productiva para garantizar la seguridad alimentaria actual y futura. Nuestro enfoque es estudiar el equilibrio entre la demanda y el suministro de agua a diferentes escalas espaciales, desde el nivel de la cuenca hasta el nivel de parcela, y proponer estratégias y métodos que llevarán a un mejor uso de los recursos hídricos existentes.

Los siguientes proyectos destacan nuestro enfoque: